26 de diciembre de 2009

REMBRANDT : EL HOMBRE DEL CHAL AMARILLO




"Portrait of a man" - Rembrandt 

Hace pocos días en Londres en la casa de remates Christie´s se realizó la venta de un cuadro de Rembrandt titulado “Portrait of a man”. El precio de venta del trabajo alcanzó una cifra record US$35,5 millones para una obra del pintor holandés. El cable internacional indica que el cuadro fue realizado por Rembrandt “… en lo más alto de su crisis financiera.” Es decir cuando estaba en lo más profundo de su pobreza.

Rembrandt, como pocos artistas, conoció la fama, el halago, la fortuna Y todo lo que la efímera existencia puede derrochar en un hombre. Pero al final de su vida fue castigado por el Destino con la indiferencia, el olvido, la soledad y la miseria económica.

Es de inferir que el “Portrait of a man” le representó una miserable remuneración a su autor pues es bien sabido que todos hacen leño del árbol caído y más aún si se trata de un pintor que ha perdido el favor de los críticos y compradores. 

Todos los admiradores de la obra Rembrandt tenemos algún cuadro suyo que más admiramos. En mi caso, a raíz de una entrevista que realicé al gran director de la Escuela de Bellas Artes, don Juan Manuel Ugarte Eléspuru (1911 -2004), para la revista cultural Espacio, mi cuadro preferido de Rembrandt pasó a ser “El hombre del chal amarillo”, retrato que desconocía. 

Permítanme hacer mía la opinión vertida por el maestro Juan Manuel Ugarte Eléspuru, en su novena y última década de vida, con motivo de la referida entrevista y atendiendo a que durante la misma le pregunté qué cuadro se atrevería a robar para su colección:

“…Pero si usted, entre los 600 retratos que pintó Rembrandt, ve su último autorretrato, “El hombre del chal amarillo”, ese es para tirarse al suelo de reverencia. Porque es todo el dolor de una vida, descendida a lo peor, a la miseria, al desconocimiento, después de haber conocido la gloria y la fortuna. Todo está representado en ese hombre que sonríe además, pero con una sonrisa que es casi una mueca. Y la forma como está pintado, los toques de pincelada suelta dan una vibración que, para mí, es de todos los retratos de Rembrandt el más genial de todos; siendo que tiene magníficos retratos. Pero es “El hombre del chal amarillo”… (de pronto Ugarte Eléspuru empieza a hablar para sí, como si estuviera solo) si yo pudiera robármelo y traerlo, iría por él. Más que por cualquier cuadro de Rafael o el Tiziano, a quien yo admiro, pero “El hombre del chal amarillo” y no sé si más, hasta los de Velázquez. “El hombre del chal amarillo”. Iría por él.”

"El hombre del chal amarillo" - Rembrandt

16 de diciembre de 2009

ANTONIO CISNEROS (poeta homenajeado el 15-12-2009)



Poema Canto Ceremonial Contra Un Oso Hormiguero

de Antonio Cisneros



aún te veo en la Plaza San Martín
dos manos de abadesa
y la barriga
abundante
blanda
desparramada como un ramo de flores baratas
olfateas el aire
escarbas algo
entre tus galerías y cavernas oxidadas
caminas
aún te veo
caminas
más indefenso que una gorda desnuda entre los faunos
más gordo
más alado
y ya aprestas las doce legiones de tu lengua
granero de ortigas
manada de alacranes
bosque de ratas veloces
rojas
peludas

el gran mar de las babas
oh tu lengua
cómo ondea por toda la ciudad
torre de babel que se desploma
sobre el primer incauto
sobre el segundo
sobre el tercero
torre de babel

que en 1900 fuiste lavado por tu madre en el mar de
La Punta
despacio
muy despacio
sin descuidar las ingles
las orejas
el trasero
las plantas de los pies

que dormiste entre los muslos de tu abuela para no sentir frío
mientras los muchachos
los otros
hacían el amor con las muchachas
puedo ver tu gran lengua
ay sin madre
ay sin abuela
tu gran lengua después de la jornada
jadeante
horizontal
un poco blanda
tu gran lengua en la cama
con vírgenes y arcángeles
de lata

oh tu lengua en reposo
y aún se reproduce
despacio
muy despacio
y todavía engorda
oh comediante de los almuerzos de señoras
oh vieja bailarina
oh torre de babel en la gran cama
maltrecha ya
por los combates fieros de tu hermano
capitán ballestero de sodoma
príncipe de gomorra
flor de lesbos
y ahora
no más tu madre
no más tu abuela
no más tu arcángel de la guarda
y ahora
océano de babas
vieja abadesa
escucha
escucha mi canto
escucha mi tambor
no dances más.


14 de diciembre de 2009

JAIME BAYLY - EL COJO Y EL LOCO









Demoré mucho en decidirme a leer la novela “El cojo y el loco” de Jaime Bayly y cuando por fin resolví hacerlo -pues nunca antes había leído una de sus novelas- me encontré con la sorpresa que en librerías costaba la suma de treinta y cinco soles.

Escandalizado cual solterona de mediados del siglo XX que por primera vez descubre la herramienta de su sobrino me retiré del local y me dije que no había perdido nada importante.


Pero el Destino es un viejo mañoso y cuando regresaba a mi vetusto departamento del aristocrático distrito de San Isidro decidido a leer cualquier otra novela me salió al paso un vendedor pirata que me ofreció un ejemplar del libro a solo diez soles. 

El rostro del pirata reflejaba hambre y cansancio y con fingida indiferencia le ofrecí ocho soles. El hombrecillo aceptó al toque. Pues es bien conocido por filósofos y legos que cuando las tripas suenan no hay dialéctica que valga. Y así fue que en dos días terminé de leer la última entrega de Jaime Bayly Letts.


Cómodamente sentado en la bergere de mi sala e imbuido de todos los prejuicios, habidos y por haber,por los dizque literati, me lancé a la tarea de descubrir qué había en la "cabecita" del "escritor" Bayly.

A medida que entraba en la trama de las dos historias paralelas, de Bobby y Pancho, admito que no podía soltar el libro. La trama es de primera, aunque tiene algunos momentos muertos. Pero, en resumen, es una novela que entretiene y eso es lo fundamental. Y esto se debe a que Bayly tiene esquina. 


Jaime Bayly alcanza su pináculo narrativo cuando describe la violación de Dorita por Bobby. El lector sufre cuando el cojo miserable con artimañas sube a la angelical y confiada Dorita a la suite presidencial del Hotel Country Club donde con toda su maldad viola sus dos virginidades. La expectativa alcanza ribetes Hitchcokianas: la confiada víctima no tiene idea de lo que se le espera, pero el lector sí, el lector sí. La descripción es angustiante, es real, es terrible, la acción lentamente va in crescendo. De pronto me encuentro gritando: “No subas, Dorita. El cojo es una mierda.Te va a tirar.”

Si de violaciones se trata, considero que la escena relatada por Bayly es mucho más lograda que el momento que el dictador Trujillo viola a la joven Urania en “La fiesta del chivo” de Mario Vargas Llosa. Porque, “en realidad de verdad” como diría mi recordada maestra sanmarquina Ella Dumbar Temple, don Mario no logra describir todo el terror que una joven adolescente de los años cincuenta debió vivir al sentir que un viejo sátiro se le encaramaba. A Vargas Llosa se le escapó la paloma. Pero, en el caso de Bayly, Bobby le da a la paloma entre los ojos de un solo tiro. ¡Bravo Bayly!

El gran aporte de Bayly a la literatura peruana es haber creado a dos hijos-de-la-gran-puta, miserables, perversos, semillas de maldad que hacen lo que les da la puta gana. No recuerdo a dos malditos iguales a los de Bayly en la literatura hispanoamericana. 


La pregunta que queda pendiente es si Bayly mantendrá firme su oferta de firmar hasta los ejemplares piratas de “El cojo y el loco.” Tal vez un día me encuentre a Bayly y autografíe mi ejemplar filibustero, luego con un poco de suerte me encontraré con el corsario que me lo vendió y se lo vendo en nueve soles, pues ya tiene valor agregado. Me gano un sol y él otro tanto. Bayly se habrá ganado otro lector (yo) que desde ya me comprometo a que si me saco un terminal de la Tinka compraré otro ejemplar de su próximo novela (versión pirata) y así seguiré al infinito, porque los precios de los libros en librerías no tienen para cuando bajar.



4 de diciembre de 2009

ERASMO DE ROTTERDAM - LA VANIDAD DE LOS ESCRITORES Y LOS PLAGIADORES



HOLBEIN - retrato de Erasmo de Rotterdam



En "Elogio de la locura" Erasmo de Rotterdam (1466/69 - 1536) se rie de las pequeñeces de la condición humana y uno a uno va analizando los distintos disfraces que hombres y mujeres asumen durante su estancia terrenal, sea como filósofos, teólogos, reyes, cortesanos, escritores, aduladores, charlatanes, audaces, etc.


"Elogio de la locura" es eso y mucho más, como bien lo saben quienes lo han leído. Pero para quienes aún lo desconocen les recomendamos que prontamente cambien de orilla. Su lectura es amena y punzante y con suerte su punto de vista de la vida variará; esperemos, al igual que Erasmo de Rotterdam, que sea para mejor.


Y si bien es cierto que en pocos años se cumplirá el medio milenio en que fue escrito, podemos afirmar que su contenido es de una actualidad sorprendente; lo cual, en verdad, no debe sorprendernos pues el hombre sigue tan vano y necio como el primer día en que fue colocado en este planeta, el cual con indesmayable ahinco se propone destruir.


Este post se refiere a la actividad de los escritores según "Elogio de la locura" de Erasmo.


"...De la misma estofa son los que creen que escribiendo libros van a alcanzar la celebridad, sin darse cuenta que los unos los escriben influenciados por mí (LA LOCURA) y los otros, los que se expresan con mesura y doctamente y a quienes ningún reproche puede oponerle Persio y Lelio, trabajan con el mismo fruto que los anteriores. Con la diferencia de que los sabios se hallan sometidos al voluntario tormento de modificar muchas veces sus escritos, suprimiendo, añadiendo, aclarando, rehaciendo y por último guardándolos en un cajón, hasta que al cabo del tiempo los sacan a ver qué efecto les hace y vuelven a rectificar antes de darlo a las prensas. Digo que estos autores son los más dignos de lástima.


Horacio guardó la mejor de sus obras nueve años y cuando al fin la publicó dijo que no le gustaba como había quedado. La vana recompensa de recibir el aplauso de unas cuantas personas les cuesta muchos desvelos, mermas en su sueño, don precioso sobre todas las cosas; preocupaciones y cuidados que alteran su salud cayendo con frecuencia en una vejez anticipada, siendo víctimas de oftalmías y cegueras, sin contar los sufrimientos de las rivalidades y envidias que suscitan o que ellos sienten hacia otros. ¿Puede ser una compensación de todo esto el deleite de la lisonja que le tributan otros cuántos infelices como él?


En cambio, el escritor que yo (LA LOCURA) protejo es tanto más feliz cuanto mayor es su extravagancia porque todo cuanto se le viene a las mientes lo escribe y lo publica sin la menor sospecha de que aquello es una sandez. Desde el primer momento lo reputa por genial. A éste no le importa que le desdeñen tres o cuatro sabios si es que lo leen. En compensación, el público suele aclamarle.


Existe, asimismo, toda una caterva que se distingue por su dedicación a dar como propio lo ajeno, es decir, a plagiar, y aunque más tarde o más temprano se descubre la superchería, disfrutan durante algún tiempo de la alabanza de las gentes y aun del producto del trabajo de otro. La nombradía les envanece y se ponen muy huecos y sonrientes cundo se les señala al pasar por la calle y se les mira con curiosidad y admiración. Pues no digamos su profundo halago al ver las portadas de sus libros en los armarios de las librerías. Miran allí su libro extasiado como si fuese la cosa más importante del mundo y, ¡por Hércules! la verdad es que no contiene otra carga que palabras hueras..."





2 de diciembre de 2009

VÍCTOR HUMAREDA Y PARA QUIÉN ES EL ARTE








Víctor Humareda en Taller 72 (taller de grabado) en La Victoria. 1982.



 


Víctor Humareda en su dormitorio-taller de pintura en el desaparecido Lima Hotel (La Victoria). 


Allá por la sétima década del siglo XX -durante aquella hedionda época denominada "el velascato"- cierta tarde tuve la suerte inconmensurable de caminar por el Parque Central de Miraflores en compañía de mi amigo el genial pintor puneño Víctor Humareda.

Hablamos de Rembrandt, Goya y otros temas igualmente trascendentes.

Inesperadamente sobrevino el silencio, aquel silencio tonto, odioso que no tarda en bifurcar a los mejores de los amigos. ¿Qué hacer? Deseaba continuar la conversación. ¡La conversación debía continuar! Había tantas cosas que quería escuchar de Humareda: el artista marginado, mal pagado, nuestro pintor maldito por excelencia. El artista que sufría, el hombre que contraponía el humor al menosprecio que padecía.

En aquel entonces la plástica peruana vivía momentos difíciles. La Directora del recién creado Instituto Nacional de Cultura había despedido sin ambages y cual impertinente criado a don Juan Manuel Ugarte Eléspuru, el más calificado Director que ha tenido la Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú. Desde entonces todo ha sido cuesta abajo en aquel centro. Pero volvamos al parque Central.

La pintura y las artes plásticas en general eran motivo de una implacable satanización por parte de las "autoridades culturales". Se argumentaba que los artistas nacionales estaban al servicio de los ricos, de aquellos que podían adquirir sus obras; cuando, al parecer de la cultura oficial, los artistas debían estar al servicio del pueblo. 

La pregunta no tardó:

-- Víctor, ¿para quien es el arte? ¿Para la elite o para el pueblo?

Humareda paró en seco y levantó la cabeza hacia lo más oscuro de las copas de los altísimos y frondosos árboles del parque, como quien acude en busca de inspiración divina. De pronto bajó la cabeza y dirigiéndose a mí, proclamó:


-- ¡Para la Humanidad!


De inmediato seguimos caminando. Ninguno de los dos habló más aquella tarde.



30 de noviembre de 2009

ÁNGEL CHÁVEZ - UN MAESTRO PINTOR OLVIDADO

Apunte de Alonso Núñez Rebaza para el diario El Comercio (22-03-1995)



Hay personas que son más difíciles de olvidar que otras. Nos referimos a la gente buena, a la gente sencilla, a la gente auténtica, a la gente que luchó toda su vida por sacar adelante a su familia, a la gente que desarrolló sin flaquear -contra todas las adversidades- su talento artístico. En este caso nos referimos a Ángel Chávez López (1929 - 1995).


¿Hasta cuándo va a permanecer en el olvido este gran pintor peruano? ¿Cuándo van a realizar la muestra restrospectiva que su magnífica obra pictórica merece?


Silencio.




¡Vergüenza a todos!

25 de noviembre de 2009

EL CENTENARIO DE MARÍA ROSA MACEDO


Retrato de Coco Macedo- pintado por Enrique Camino Brent (1931). Óleo sobre lienzo 156 x 138 cm. Colección privada.  




Ayer, 24 de noviembre de 2009, en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) se realizó un conversatorio sobre la obra de la escritora peruana MARÍA ROSA MACEDO con motivo del centenario de su nacimiento.


El evento se realizó en el teatro del Centro Cultural con una enorme concurrencia de destacados artistas e intelectuales como pocas veces se ha visto en la vida cultural limeña. 


Estuvieron en la mesa de honor José Antonio Bravo, Fernando Carvallo, Ricardo González Vigil y Mariana Libertad Suárez. Como moderador participó Alfredo Bryce Echenique.



María Rosa Macedo -quien estuvo casada con el notable pintor indigenista Enrique Camino Brent- fue por propio derecho una de las figuras más detacadas de la literatura peruana del siglo XX, al margen de consideraciones de género. Escribió cuentos, novelas y artículos periodísticos. 


Por falta de difusión su obra es casi desconocida por las nuevas generaciones. Sin embargo, el gran novelista, José Antonio Bravo -quien hizo un interesantísimo análisis de las calidades literarias de María Rosa Macedo- lanzó el reto a las autoridades de la Universidad Católica, ahí presentes, para que prontamente editen la obra de la escritora homenajeada. Es posible que dicha institución acoja la sugerencia y muy pronto veamos en las librerías del país la valiosa producción de quien, además de su valer literario, fue una exquisita dama.




                                                                   

19 de noviembre de 2009

JAIME BAYLY - VESTI LA GIUBBA














Cada vez que leo la columna de Jaime Bayly en el diario Perú 21 los días lunes, y admito que la leo a primera hora todos los lunes, así como cuando observo su programa televisivo El Francotirador en Frecuencia Latina los domingos por la noche, y reconozco que veo el programa casi todos los domingos, termino concluyendo que Bayly es un camaleón, un singular camaleón.

Es frívolo cuando quiere serlo, es serio cuando la circunstancia lo requiere, es un inquisidor español cuando interroga. Es un caballero de la mesa redonda cuando se trata de proteger a los débiles, especialmente a los niños. También puede ser burlesco, irónico o destructivo; contra uno, contra todos, incluso contra si mismo. 

Si le buscamos parecido a alguien debemos concluir que es una variación de Pedro el lobo, pues proclama a los cuatro vientos que es bisexual, que es gay. Mucha gente, sin embargo, no se lo cree. “¡Bah! Es un invento de Bayly para aumentar su rating”. Para estos, Jaime Bayly es un heterosexual escondido en el armario que finge ser bisexual. 

Y así, echando capa sobre capa de ambigüedades sobre su persona, Jaime Bayly ha logrado su propósito: se ha convertido en un enigma.

“Will the real Mr. Bayly please stand up!”

Permanezcan tranquilos, amigos. La espera puede durar mucho tiempo y quizá Bayly se lleve el secreto al otro barrio, con su risa socarrona. ¿Es que se requerirá de una piedra de Rosetta para descifrarlo?

No cabe duda que se trata de una persona lista, sagaz, astuta, que tiene la capacidad, poca común, de reinventarse tantas veces lo requieran las circunstancias. Él sabe lo que el público quiere y está dispuesto a dárselo. No importa el esfuerzo. 

Prueba de su habilidad de mago es que lleva veintiséis años en la televisión y no hay visos de fatiga televisiva y menos señales de su retiro definitivo. Esa es la información visible, la que todos dicen conocer. Ahora, viene lo difícil, las preguntas aún sin contestar: 

¿Qué ambiciona Jaime Bayly para sí? ¿Está contento con lo que tiene? 

El público ríe, Bayly los hace olvidar sus problemas. Pero, ¿alguien se pregunta qué queda de todo esto para él? El público responde: eso no importa; él es así; es muy gracioso; le gusta hacer reír. Y concluyen que Jaime Bayly lleva una vida macanuda: viaja continuamente, vive en hoteles de cinco estrellas, es reconocido por la gente en la calle. Ergo, ¡Jaime Bayly es un suertudo!

Yo también pensaba así. Pero desde hace algún tiempo vengo leyendo con más detenimiento sus crónicas, escucho con más atención sus declaraciones sobre si mismo y de pronto creo entender todo. Se me viene a la mente el aria Vesti la giubba (“ponte el disfraz”), de la opera Pagliacci de Ruggiero Leoncavallo.

En aquel aria el payaso canta su lamento: la bella Colombina prefiere al Arlequín en vez de él y él deberá salir a escena a hacer reír al público porque para eso han pagado y él deberá esconder su tristeza.

¿Es que cada uno de los personajes de la ópera es una parte de la existencia de Bayly? 

Así, la bella Colombina es la vida de escritor a tiempo completo que Jaime Bayly anhela más que nada en el mundo; es la dorada posibilidad de escribir la gran novela latinoamericana que dejará atrás a Rulfo y García Márquez. Condiciones tiene y él lo sabe. También Colombina es Buenos Aires, la ciudad que ama, el lugar en que quisiera residir los años que le queden de vida. Desde aquí le deseamos muchos.

De otro lado, Arlequín es la cruel realidad que le impide abrazar a Colombina; es el infranqueable muro que le imposibilita estar más tiempo con sus hijas; es el negrero que lo tiene atado al remo de la televisión; el imbécil que día tras día le distrae la atención en asuntos banales para que cada noche sea gracioso, entretenido; el perverso que cada día le concede menos tiempo para que escriba, para que esté con sus amistades, con la gente que ama. 

Y, finalmente, está Pagliacci, el payaso que debido a las privaciones que Arlequín - la vida, señor Bayly- le impone, noche tras noche lo obliga a usted a vestir el disfraz (Vesti la Giubba), con una sonrisa que esconde su enorme tristeza que no es más grande ni más chica que la de todos los payasos que lo observamos del otro lado del tubo. Dios lo bendiga, señor Bayly.



VESTI LA GIUBBA
(original en italiano)


Recitar! Mentre preso dal delirio,
non so più quel che dico,
e quel che faccio!
Eppur è d'uopo, sforzati!
Bah! sei tu forse un uom?
Tu se' Pagliaccio!


Vesti la giubba,
e la faccia infarina.
La gente paga, e rider vuole qua.
E se Arlecchin t'invola Colombina,
ridi, Pagliaccio, e ognun applaudirà!
Tramuta in lazzi lo spasmo ed il pianto
in una smorfia il singhiozzo e 'l dolor, Ah!


Ridi, Pagliaccio,
sul tuo amore infranto!
Ridi del duol, che t'avvelena il cor!


(Traducción al español)


¡Actuar! ¡Mientras preso del delirio,
no sé ya lo que digo
ni lo que hago!
Y sin embargo, es necesario... ¡esfuérzate!
¡Bah! ¿Acaso eres tú un hombre?
¡Tú eres payaso!


Ponte el traje
y la cara en harina.
La gente paga y aquí quiere reír,
y si Arlequín te birla a Colombina,
ríe, Payaso, y todos te aplaudirán!
Muda en pantomimas la congoja y el llanto;
en una mueca los sollozos y el dolor. ¡Ah!


¡Ríe, Payaso,
sobre tu amor despedazado!
¡Ríe del dolor que te envenena el corazón!


16 de noviembre de 2009

DIEZ GRABADOS ARTÍSTICOS DE GONZALO MARIÁTEGUI



 
  NINFAS PRIMAVERALES - serigrafía                                                                                            




MEDITACIÓN MUSICAL - litografía y serigrafía





MISIÓN DE PAZ - serigrafía




DALE QUE LE DAS - serigrafía





ATARDECER - serigrafía




RETRATO DE DONCELLA - litografía




EVA - serigrafía




LA ARQUERA - serigrafía




FIGURA NOCTURNA - litografía




LA NOVIA - serigrafía

15 de noviembre de 2009

CÉSAR VALLEJO - ESPAÑA APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ



Hoy es 15 de noviembre y cumpliendo nuestro ofrecimiento de dedicar el día 15 de cada mes un post a un poeta entregamos el poema "España, aparte de mí este cáliz" del vate peruano, César Vallejo (1892 -1938).


Aprovechamos la ocasión para adjuntar la imagen de un grabado (prueba de artista) que el artista peruano Gastón Garreaud (1934-2005), realizó del poeta de Santiago de Chuco, producto de su imaginación que es donde se aloja el verdadero talento.




ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ


Niños del mundo,
si cae España -digo, es un decir-
si cae
del cielo abajo su antebrazo que asen,
en cabestro, dos láminas terrestres;
niños, ¡qué edad la de las sienes cóncavas!
¡qué temprano en el sol lo que os decía!
¡qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano!
¡qué viejo vuestro 2 en el cuaderno!

¡Niños del mundo, está
la madre España con su vientre a cuestas;
está nuestra maestra con sus férulas,
está madre y maestra,
cruz y madera, porque os dio la altura,
vértigo y división y suma, niños;
está con ella, padres procesales!

Si cae -digo, es un decir- si cae
España, de la tierra para abajo,
niños, ¡cómo vais a cesar de crecer!
¡cómo va a castigar el año al mes!
¡cómo van a quedarse en diez los dientes,
en palote el diptongo, la medalla en llanto!
¡Cómo va el corderillo a continuar
atado por la pata al gran tintero!
¡Cómo vais a bajar las gradas del alfabeto
hasta la letra en que nació la pena!

Niños,
hijos de los guerreros, entre tanto,
bajad la voz, que España está ahora mismo repartiendo
la energía entre el reino animal,
las florecillas, los cometas y los hombres.
¡Bajad la voz, que esta
con su rigor, que es grande, sin saber
qué hacer, y está en su mano
la calavera hablando y habla y habla,
la calavera, aquélla de la trenza,
la calavera , aquélla de la vida!

¡Bajad la voz, os digo;
bajad la voz, el canto de las sílabas, el llanto
de la materia y el rumor menor de las pirámides, y aún
el de las sienes que andan con dos piedras!
¡Bajad el aliento, y si
el antebrazo baja,
si las férulas suenan, si es la noche,
si el cielo cabe en dos limbos terrestres,
si hay ruido en el sonido de las puertas,
si tardo,
si no veis a nadie, si os asustan
los lápices sin punta, si la madre
España cae -digo, es un decir-
salid, niños del mundo; id a buscarla!..


.

CHARLIE CHAPLIN POR LAS CALLES DE LIMA







En una noche de primavera Charlie Chaplin fue detectado y atrapado por nuestra asidua lectora, Teresa Ortecho, quien lo detuvo hasta que nuestros equipos de camara llegaran al Parque Kennedy en el Distrito de Miraflores.


La sonrisa que Charlot luce en la foto parece decirnos que está muy contento en Lima, cuando menos con Tere. Luego de la foto se escapó entre la multitud para regresar a la década de 1920 donde lo espera El Pibe. 


A pesar de los repetidos intentos de nuestro equipo técnico sólo se pudo revelar una foto, la misma que misteriosamente apareció en color sepia...



13 de noviembre de 2009

LA FONTANA DI SAN ISIDRO



   
 Ilaria - Paseo Parodi  en San Isidro, Lima, Perú                                                                                         




 Mannekin Pis - cerca de la Plaza Mayor de Bruselas, Bélgica





En la esquina de Paseo Parodi con Avenida Javier Prado Este, distrito de San Isidro, provincia y departamento de Lima, república de Perú, se yergue uno de los monumentos más feos de este hermoso país.

Se trata de una fontana (de alguna manera tendremos que calificarla) que afea el distrito residencial y comercial más importante de la capital. Actualmente por sus tres orificios no emana agua. Supongo que en la muy próximo estación estival volveremos a observar con pena la exigua salida del líquido elemento que, a juzgar por años pasados, su caudal más semejará al de tres viejos cistíticos que al vigoroso chorro del Manneken Pis de Bruselas. 

La fontana de marras fue inaugurada siendo alcalde don Jorge Salmón, pretendiente según se rumorea a una reelección municipal. La donante del armatoste tuvo la gentileza de cederle su nombre, pues el aparato se llama Ilaria. No conozco su apellido y creo que no viene al caso.

El próximo año se realizarán las elecciones municipales en el país. Desde ya auguro que muchísimos vecinos de San Isidro apoyarán al candidato que ofrezca retirar a Ilaria y esconderla para siempre jamás en algún recóndito y abandonado depósito municipal, o mejor, devolvérselo a la donante.



10 de noviembre de 2009

HONORÉ DE BALZAC Y EL SECRETO



Se cuenta que cierta noche el gran Honoré de Balzac se paseaba por una de las principales calles de Paris del brazo de una hermosa dama cuando de súbito un joven le cerró el pasó. 

El muchacho era aspirante a escritor y al reconocer al autor de La Comedia Humana advirtió que se le había presentado una oportunidad única. Con el corazón que se le salía por la boca, resultado de su enorme excitación, el extraño exclamó con todas sus fuerzas las palabras siguientes:

-- ¡Maestro, dame un tema y escribiré una gran novela!

Dicen que Balzac dirigió la mirada a la elegante dama, tal vez en busca de aprobación, y, luego, con calma contestó al joven:

-- Un hombre, una mujer y un gran amor.

-- ¿Y qué más?-- gritó el joven con desesperación.


Encogiendo los hombros, Balzac contestó:


-- ¡Qué más!

Seguidamente el maestro volvió a tomar del brazo a la dama y continuaron su paseo, dejando atrás a un joven desconcertado.



9 de noviembre de 2009

ERNEST HEMINGWAY - DISCURSO DE ACEPTACIÓN DEL PREMIO NOBEL DE LITERATURA 1954





En ausencia de una aceptable versión en español del discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura de 1954 que Ernest Hemingway (1899 - 1961) hizo pronunciar en Estocolmo por intermedio del Embajador de los Estados Unidos en Suecia, debido a que en ese momento se encontraba en Cuba convaleciente, hemos solicitado a Gonzalo Mariátegui que prepare una traducción que refleja el sentir del autor de "El viejo y el mar" y de tantas novelas y memorables cuentos.


" Carente de toda habilidad para pronunciar discursos y sin ningún dominio de la oratoria o la retórica, agradezco a los administradores de la generosidad de Alfred Nobel por este Premio.

Ningún escritor que conoce los grandes escritores que no recibieron el Premio puede aceptarlo a no ser con humildad. No es necesario hacer una lista de estos escritores. Todos los aquí presentes pueden hacer su propia lista de acuerdo a su conocimiento y conciencia.

Me resultaría imposible pedir al Embajador de mi país que lea un discurso en el cual un escritor diga todas las cosas que están en su corazón. Las cosas que un hombre escribe pueden no ser inmediatamente perceptibles, y en esto algunas veces es afortunado; pero eventualmente se vuelven claras y por estas y por el grado de alquimia que posea, perdurará o será olvidado.

Escribir al mejor nivel, es una vida solitaria. Organizaciones para escritores mitigan la soledad del escritor, pero dudo que mejoren su escritura. Crece en estatura pública a medida que se despoja de su soledad y a menudo su trabajo se deteriora. Debido a que realiza su trabajo en soledad y si es un escritor suficientemente bueno cada día deberá enfrentarse a la eternidad o a su ausencia.

Cada libro, para un escritor auténtico, deberá ser un nuevo comienzo donde intentará nuevamente alcanzar algo que está más allá de su alcance. Siempre deberá intentar lograr algo que nunca ha sido hecho o que otros han intentado y han fracasado. Entonces algunas veces -con gran suerte- tendrá éxito.

Cuán fácil resultaría escribir literatura si tan sólo fuera necesario escribir de otra manera lo que ya ha sido bien escrito. Debido a que hemos tenido tantos buenos escritores en el pasado es que un escritor se ve forzado a ir más allá de sus límites, allá donde nadie puede ayudarlo.

Como escritor he hablado demasiado. Un escritor debe escribir lo que tiene que decir y no decirlo. Nuevamente les agradezco."



PINTURA EN EL PERÚ - COLECTIVA DE MAESTROS 2009



Con el título "Colectiva de maestros 2009" la prestigiosa Galería y Consultoría de Arte Moll inaugura hoy una estupenda muestra de cuadros realizados en el Perú por pintores nacionales y extranjeros, algunos vivos y otros muertos.

El rol de artistas que participan en este importante evento está integrado por Bill Caro, Carlos E. Polanco, Carlos Revilla, Gam Klutier, Gerardo Chávez, Ricardo Flores, Sabino Springett y Víctor Humareda entre otros.

A continuación colgamos en nuestras paredes virtuales las imágenes de los cuadros que figuran en el elegante catálogo:





 CARLOS REVILLA. "VENUS METAFÍSICA". ÓLEO SOBRE TELA. 33 X 44 CM. 2009




RICARDO FLÓREZ. "UN RECUERDO DEL HUALLAGA". ÓLEO SOBRE TABLA 44 X 34 cm. 1957




GAM KLUTIER. S/TÍTULO. ACRÍLICO SOBRE TELA. 123 X 123 cm. 2003



CARLOS E. POLANCO. "PAISAJE LUNATICO". ÓLEO SOBRE TELA. 100 X 120 cm. 2009
  




SABINO SPRINGETT. "PAISAJE COSTEÑO". ACRÍLICO SOBRE TABLA. 35 X 44 cm. 1979





BILL CARO. "FACHADA". ACUARELA. 68 x 47 CM. 2009




Del 09 al 30 de noviembre del 2009


Av. Larco 1150, Miraflores


Lunes a sábado de 11 a.m. a 2 p.m. y de 3:30 p.m. a 8 p.m.


INGRESO LIBRE


SE RECOMIENDA VISITAR